Vida de Campus Talleres Extra-Programáticos Concursos Liderazgo Estudiantil Desarrollo Profesional Observatorio de la juventud
Advertisement

Inicio arrow Noticias

Noticias

ESTUDIAR FRENTE AL VOLCÁN

El ambiente familiar que se da entre estudiantes, funcionarios y profesores del campus Paul Wevering, la diversidad de estudiantes provenientes principalmente del sur de Chile, el gusto por el folclore y ping pong caracterizan la vida universitaria en este campus.

estudiantes_villarrica.jpgCaminar junto al lago Villarrica para llegar al campus de la UC y respirar el olor a leña que se siente en la ciudad en esta época, hace que este edificio de 3 pisos no tenga parangón con la vida estudiantil de Santiago.

Alberga a 230 estudiantes de las carreras de Pedagogía en Educación Parvularia y Pedagogía General Básica. La mayoría son mujeres y vienen, principalmente, de diferentes comunas de La Araucanía y más al sur, aunque también hay santiaguinos que han decidido estudiar frente al volcán.

El 40% de los estudiantes del campus vive en residencias universitarias. Hay seis casas de mujeres y dos donde viven hombres. Por esto, los hogares son extensiones propias del campus y gran parte de su vida universitaria transcurre en ese espacio, donde comparten más que en la sala de clases. Cada residencia tiene un tutor, un funcionario del campus que se encarga de gestionar los gastos comunes de la casa, de acompañar a quienes viven ahí, celebrar cumpleaños y despedidas. Karen Cartagena, coordinadora de pregrado, está a cargo de una residencia de mujeres. “La idea es que se sientan acompañados”, asegura, mientras explica que si bien los alumnos no pagan arriendo, sí deben cancelar $25.000 para gastos comunes.

La cercanía entre funcionarios, profesores y estudiantes se siente desde que uno cruza la puerta de entrada. El concepto de comunidad es claro, todos se saludan por el nombre, conocen de dónde viene el compañero e incluso muchos de ellos tratan de tías y tíos a los trabajadores de las oficinas. “No somos un número, tenemos nombre y apellido y aquí hay una política de puerta abierta. Si uno necesita conversar con alguien, siempre es recibido, lo mismo acá en el CAVI”, señala Camila Ocares, presidenta del Centro de Alumnos de Villarrica (CAVI).

Camila estudia cuarto año de Pedagogía General Básica. Viene de Manhue, una localidad ubicada a 20 kms.de Villarrica. Si bien la distancia no es tan larga, la locomoción es muy escasa, pasa un bus una vez al día y tres veces por semana. Ante esta situación, ella decidió vivir en residencia. Camila cuenta que la vida en el campus es muy familiar. En la oficina del CAVI hay tazones, y la mayoría de los estudiantes llegan a tomar desayuno al campus. A las 12:30 todo el mundo va a comer a sus casas o al casino ubicado al lado de la universidad. La mesa de ping pong y el ajedrez gigante del hall central siempre están ocupados en los tiempos libres.

 Uno de cada cuatro estudiantes tiene hijos, por lo que por las tardes es común encontrar niños jugando en el hall central. En 2014, se creó una sala de corta estadía, en el segundo piso del Gimnasio, ubicado a la vuelta del campus. Allí, un grupo de alumnas realizan turnos para cuidar a los hijos de sus compañeras de entre 2 y 12 años, pues se requiere control de esfínter. Además, el lugar cuenta con una sala de lactancia y mudador.

Vida universitaria en Villarrica

Si bien la mayoría de los estudiantes compatibiliza la maternidad, el trabajo y el estudio, siempre hay tiempo para compartir en comunidad. Las actividades suelen ser abiertas, por lo que la comuna de Villarrica también se nutre de los espacios culturales y deportivos del campus.

reportadentro.jpgAllí se encuentra el Museo Leandro Penchulef, el Preuniversitario UC y se realiza una serie de talleres de otoño y primavera, abiertos a la comunidad universitaria y a los vecinos de pilates, huertas orgánicas, bioconstrucción, entre otros. A comienzos del semestre se hizo una votación para elegir qué taller cultural se dictaría para estudiantes y ganó el taller de Formación Musical, el cual es gratuito para los alumnos. También hay un coro, donde participa desde el director del campus hasta alumnos y vecinos, y una banda de rock, llamada Corman.

En el área deportiva, también cuentan con tres talleres recreativos gratuitos de fútbol, vóleibol y básquetbol. El baby futbol y la zumba son los deportes que convocan a mayor cantidad de gente. Por las tardes, después de las 17.30 hrs. los alumnos ocupan el gimnasio para partidos femeninos y masculinos y, cada vez que se puede, organizan una Zumbatón.

Diego Hurtado es el profesor de Educación Física del campus. Él se encarga de gestionar los talleres deportivos, de administrar el gimnasio y ofrece un curso optativo de Entrenamiento de la condición física, que se dicta dos veces por semana. También dirige el Conjunto Folclórico Kurrufche, donde participan doce bailarinas y ocho músicos, todos estudiantes y ex alumnos UC. El conjunto es conocido dentro y fuera de Villarrica, realizan presentaciones en la ciudad y han participado varios años en la Fiesta de la Chilenidad UC, que se realiza en septiembre en San Joaquín.

El CAVI se encarga de realizar actividades abiertas a la comunidad. La semana de inducción para novatos, la semana universitaria y las celebraciones de fechas importantes siempre logran reunir a profesores, estudiantes y funcionarios en el hall. Los choripanes y la música no fallan y el ambiente familiar se siente en el lugar.

En mayo, por ejemplo, celebraron el día del trabajador. El centro de alumnos realizó una divertida premiación a funcionarios y profesores, eligiendo al más “lolein”, el más guapo, la más omnipresente, entre otros. Entre karaoke, campeonato de tenis de mesa y comida rica, compartieron todos juntos entre risas. Asimismo, esperan celebrar juntos el día de la familia, ver los partidos de la Copa Confederaciones y continuar compartiendo en este cálido espacio, donde no se alcanza a notar el frío sureño que reina en el exterior.

Temporada de verano

Durante enero, se dicta el curso Kayak, campamento y naturaleza, que corresponde a la Temporada Académica de Verano (TAV). Lo pueden tomar alumnos de cualquier carrera y consiste en 15 días recorriendo el Lago Villarrica, a bordo de un kayak, acampando en sus laderas y luego subir por un río, donde se avistan aves y fauna autóctona. Hay solo 15 cupos y se postula a través de Pucmático.

Por Cinthya Castañeda y Nicole Vidal  / Vive la UC

 


[Volver]
 
 
Dirección de Asuntos Estudiantiles
Libertador General Bernardo O’Higgins 340, oficina 206
Fono 223542774
Santiago – Chile

Campus San Joaquín, Aulas Lassen 2º piso
Fono: 223545903
QUIENES SOMOS / CONTACTO
 
Preguntas frecuentes [Más preguntas frecuentes]