Vida de Campus Talleres Extra-Programáticos Concursos Liderazgo Estudiantil Desarrollo Profesional Observatorio de la juventud
Advertisement

Inicio arrow Noticias

Noticias

LOS MITOS DE LA UC

129 años, cinco campus, 56 carreras de pregrado. En una institución del tamaño y la historia de la UC es imposible que no abunden creencias que se tomen por ciertas, independiente de si se fundan en hechos reales o no. El equipo de Visión UC comprobó la veracidad de algunos de estos mitos y este es el resultado.

mitosuc_3.jpg
PARTE I: LA UNIVERSIDAD

¿Origen pontificio incierto?


Cuenta la historia que la UC nunca fue pontificia en su origen en 1988, sino que monseñor Carlos Casanueva (rector entre 1920 y 1953) decidió adjudicarle el título sin consultar ni seguir el protocolo del Vaticano. Esta transgresión habría quedado en evidencia cuando un exalumno fue a convalidar sus títulos a la Santa Sede, donde no existían registros de esta universidad. El asunto se resolvió gracias a un astuto alto mando de la curia romana quien sugirió a la Pontificia Universidad Católica de Chile enviar una carta pidiendo permiso para hacer una remodelación. Cuando obtuviera respuesta, podía considerarse legitimada. Sin embargo, este mito es falso, porque solo las universidades eclesiásticas son pontificias desde su origen. “Efectivamente, la UC no fue pontificia desde el inicio porque nació al alero del Arzobispado de Santiago y no de la Santa Sede”, explica la secretaria general María Elena Pimstein, experta en Derecho canónico. “Las universidades católicas llegan a ser pontificias cuando tienen una Facultad de Teología, como la nuestra, o una de derecho canónico, reconocidas por la Santa Sede”, agrega el rector emérito Pedro Pablo Rosso. El decreto fundacional de la universidad recibió la aprobación general y bendición del Papa León XIII en 1889. En 1930 fue erigida canónicamente por el Papa Pío XI, y asumió el compromiso formal de participar en las actividades de la Iglesia y crear una Facultad de Teología. Cuando esta inició sus actividades docentes, la UC mereció el nombre de católica y pontificia.
 
Monseñor Carlos Casanueva: el rector que descansa en una capilla

Se dice que los restos del rector monseñor Carlos Casanueva están enterrados en la capilla de Casa Central, justo bajo el altar que él mismo mandó a construir. Y aunque solo una placa discreta, que muchas veces pasa inadvertida bajo un gran arreglo floral, de cuenta de la existencia del nicho, es cierto. Su voluntad, que dejó por escrito, fue descansar en la institución a la que tanto quiso, de modo que su primera cripta estuvo en la que hoy es la pileta del patio de la Virgen. “Considerando su deseo, y que, con frecuencia, su lugar de sepultura no era tratado con el debido respeto por quienes pensaban que era simplemente un memorial, acordamos hacer el traslado”, recuerda el rector Rosso. La decisión fue aprobada por los familiares monseñor y por el Gran Canciller y se concretó en 2004, año en que también se instaló su busto en la Alameda.

mitosuc_1.jpgEl olivo traído de Jerusalem

El rumor circula desde hace tiempo, y funcionarios más antiguos lo recuerdan:  aparentemente, el olivo que crece en el patio Juan Pablo II de Casa Central, proviene de Tierra Santa.  Y pese a todos los obstáculos que tuvo que sortear la semilla desde Jerusalén, esto es cierto. “En 1983, mi marido Claudio Barros, profesor titular de la Facultad de Ciencias Biológicas, trajo las semillas desde el Monte de Los Olivos”, recuerda la profesora Gloria Montenegro, de la Facultad de Agronomía. “Él recogió las aceitunas y en Chile abrió la testa dura, hizo cultivo in vitro de un grupo de células embrionarias que lograron dar un brote y hojitas. Las mantuvo en caldo de cultivo hasta que el brote arraigó y dio origen a una plantita que se trasplantó a tierra. Al año la trasplantamos adonde está el olivo hoy”, complementa. Aunque dice que no era un secreto, no se divulgó por miedo a que lo dañaran en el afán de obtener sus ramas, provenientes del lugar donde Jesús padeció.
 
La edad de Cristo en los libros de Bibliotecas UC

No se sabe desde cuándo existe la creencia, pero la mayoría de los alumnos y exalumnos de la universidad consultados para este reportaje lo saben: todos los libros de las 12 bibliotecas UC están timbrados en la página 33, en directa alusión a la edad de muerte de Cristo. Marcela Rivera, subdirectora de Recursos de Información y Tecnología de Bibliotecas lo descarta. “No tiene relación con la edad de Jesús. Era una convención y es una práctica que desde el año 2015 ya no se usa dado que los timbres dañan el material bibliográfico”, comenta y añade: “No tenemos información de por qué se escogió esa página. Hemos preguntado a personas que han trabajado por muchos años en el Sistema de Bibliotecas y nos han comentado que acá nunca se ha relacionado con la edad de Jesús”. Aunque la convención haya sido “azarosa”, efectivamente la práctica parece ir en retirada. El equipo de Visión UC escogió 15 libros al azar de las bibliotecas de Derecho y Comunicaciones, Biomédica y Humanidades; 14 tenían el timbre en la página 33. La excepción, uno publicado en 2016.
 
mitosuc_4.jpgCRISOL: ¿Cristo online?

Hoy quedan solo una decena de salas “Crisol” repartidas en los campus, pero hasta que los computadores personales o notebook dejaron de ser un privilegio, eran muchas más; una especie de meca hacia donde peregrinaban todos los estudiantes que tenían que investigar, escribir o imprimir un trabajo. El proyecto “Crisol” nació en 1985 de la mano de Alfonso Gómez —hoy presidente ejecutivo del Centro de Innovación— para alfabetizar digitalmente a la comunidad UC y familiarizarla con esta nueva tecnología que significaba un cambio de paradigma. Escogió el nombre “crisol” inspirándose en el recipiente que es capaz de albergar metal líquido para luego dar origen a distintas formas por medio de moldes. El sentido detrás de la metáfora es que la computación era una herramienta útil para todas las carreras, no solo para Ingeniería, como se creía entonces. Y aunque se pensó por mucho tiempo, el nombre está lejos de significar “Cristo online”.
 
¿Ignacio Sánchez x 2?

Quienes reciben e-mails del rector ya no se sorprenden: el envío parte a eso de las 5.30 a.m. y en ocasiones especiales, puede extenderse incluso hasta las 2 a.m. Pero los periodistas de la Dirección de Comunicaciones –y también los de medios como canales de televisión y radios— todavía se asombran de que Ignacio Sánchez esté en Madrid una noche y al mediodía siguiente, dando una entrevista en vivo en el patio de la Virgen. En la misma jornada, además, aparece firmando una columna en un diario de circulación nacional. Por eso, la pregunta es inevitable. ¿Cómo lo hace? ¿Tiene un doble o un clon o un giratiempo? ¿Acaso un hermano gemelo con el que se divide las responsabilidades y las actividades, para estar siempre presente? Al ser consultado, el rector descarto esa posibilidad: “No podría tener un doble que presentara mis ojeras de manera similar a las originales. Creo que es solo energía y ganas de entregar lo mejor de mí para el desarrollo de la UC”, aclara.

PARTE II: FANTASMAS EN LOS CAMPUS

“Presencias” en los campus

En todos los campus de la universidad hay historias sobre objetos que se animan solos, o sobre presencias que desconciertan a quienes las perciben. Alumnos, exalumnos, funcionarios y profesores, nos relataron sus experiencias con las tradicionalmente denominadas “almas en pena”, que se cuelan por los rincones alterando la vida universitaria. Sin embargo, el Padre Hugo Tagle, capellán de la universidad, asegura que no existe un “medio camino” entre la vida terrena y la celestial. “Toda experiencia de este tipo es una clarísima invitación de Dios a acercarnos más a Él, a rezar más por nuestros seres queridos, vivos y muertos y a preparar nuestro propio encuentro con el Señor”, dice. Los fenómenos que se describen a continuación podrían responder a esos eventos.

mitosuc_2.jpgEspíritus de la antigua congregación en Oriente

En campus Oriente, las leyendas son variadas y para todos los gustos. El edificio construido en 1926 albergó el convento de la congregación y el colegio de las Monjas del Sagrado Corazón hasta 1971, año en que pasó a manos de la UC. Por eso se habla de monjas sin cabeza que recorren los pasillos, novias que se aparecen y niñas que piden ayuda en las dependencias de English UC, que antes ocupaba la biblioteca de Teología. Pero lo que se ha podido comprobar es que, por lo menos en las salas 7, 8, 9 y 10 de Teatro del segundo piso, la continuidad de las clases y los ensayos no siempre está asegurada. La estudiante Evaluna Valdivieso, cuenta cómo una fuerza desconocida toma control de los focos y la música, incluso en presencia de los profesores. Las luces que se prenden y se apagan son atribuidas a las monjas que antes habitaban el convento, y que supuestamente estaban enterradas en el patio donde hoy se alza el nuevo edificio de la Facultad de Artes. Marcos Bravo, administrador del campus y supervisor de la construcción del edificio, niega haber encontrado algún vestigio.

San Joaquín: la actividad paranormal en el área de deportes

En San Joaquín en tanto, la actividad paranormal parece haberse concentrado en el área de deportes. Los guardias aseguran que por el sector de la cancha de rugby y la piscina se pasea una niña con una pelota. En la pista atlética, en tanto, por las noches una silueta correr con zapatillas tan brillantes, que se pueden ver a distancia.  El fenómeno es tan recurrente que los guardias lo bautizaron como “zapatitos de charol”. Fernando Rodríguez, coordinador de Infraestructura de Deportes UC, corrobora estas historias y agrega una vivencia personal. Junto con el administrador de la piscina techada han visto que, durante las noches, las puertas de este lugar se abren solas. También, sonidos similares a piqueros perturban el ambiente cuando el recinto está vacío.

Villarrica: una presencia familiar

En Villarrica, la presencia de Paul Wevering, el Padre Pablo, su director por más de 30 años, sigue haciéndose notar. Así lo cree Mariana Abarzúa, encargada de la Librería UC, que está ubicada en un subterráneo, junto al museo Leandro Penchulef. Una puerta corredera es la única conexión entre estas dependencias y el resto del campus. Al Padre Pablo, quien hacía uso del subterráneo antes, no le gustaba que esa puerta estuviera abierta y de hecho hay un cartel que lo señala. Por eso cuando Mariana la abre, en algunas ocasiones, puede ver como lentamente la puerta se desplaza sola, hasta cerrarse totalmente. Germán Gutiérrez, mayordomo desde 1998, lo atribuye a corrientes de viento. Sin embargo, comenta que en el sector del gimnasio donde estaba la antigua leñera, algunas tardes todavía se escuchan los golpes de hacha del párroco, quien cortaba personalmente los troncos para alimentar el fuego.

FUENTE: Visión UC - Noviembre


[Volver]
 
 
Dirección de Asuntos Estudiantiles
Libertador General Bernardo O’Higgins 340, oficina 206
Fono 223542774
Santiago – Chile

Campus San Joaquín, Aulas Lassen 2º piso
Fono: 223545903
QUIENES SOMOS / CONTACTO
 
Preguntas frecuentes [Más preguntas frecuentes]